Javier Lajo, recordando al amauta

El pasado mes de junio se nos fue Javier Lajo. Como el cóndor andino, su alma voló a otro plano, dejándonos en esta amada tierra su conocimiento y sabiduría. Javier era un amauta, vocablo quechua que se refiere al maestro, al sabio que no solo conserva el saber sino que lo práctica. Como todo lo que viene del conocimiento ancestral andino, el sabedor es aquel que lleva en su caminar, en sus pasos, el recorrido que le ha enseñado a ser y estar en la presencia de existir en comunidad, abrazando la naturaleza, defendiendo las causas colectivas y haciendo del camino el aprendizaje de la justicia. 

Leí por primera vez a Javier Lajo cuando empecé a indagar por las raíces filosóficas del Buen Vivir. De su mano supe qué era el Qhapaq Ñan: La Escuela de Sabiduría Andina, conocí el saber ancestral de la TAWACHAKANA, escuché sobre el Allín Kawsay, reflexioné sobre los modelos de gobierno del Sumak Kawsay, aprendí y también disentí de los textos del amauta! Por sus palabras le agradezco, también su entrega, estudio permanente.

Mi recuerdo de Javier Lajo no solo es intelectual, es también humano. Un día encontré un mensaje suyo en mi buzón virtual: me decía que estaba leyendo mi tesis doctoral y, además de sentir su reconocimiento por el contenido, me dejó una reflexión sobre la importancia de seguir indagando en las fuentes originarias y originales del pensamiento ancestral que estamos re-conociendo. Ahora, cuando el amauta se ha ido y cuando los discursos «renovados» mencionan el Buen Vivir es fundamental tener presente el verdadero significado de esta filosofía de vida que es mucho más que un slogan que viste de buenas intenciones al progreso arrasador de la vida. El Buen Vivir es coherencia entre la palabra y la acción, como lo plantea Javier Lajo en sus escritos y presentaciones. 

Les dejo un video para recordarlo en su presencia. Buen viaje hermano Javier, vuela alto como el cóndor. 

Jallalla

 

Acerca de admin

Soy una investigadora social formada en la investigación acción participación, enfoque que impulsa la capacidad de transformación de las personas y los colectivos. Estudio y practico el Buen Vivir, elaboré mi tesis doctoral en Estudios sobre el Desarrollo sobre esta propuesta de cambio de paradigma de vida para la humanidad y nuestro amado planeta. Creo que es tiempo de cambiar los viejos esquemas que nos dividen y limitan como personas, sociedades y civilizaciones, ahora es el momento de ser mucho más que razón para empezar a vivir en armonía con los latidos del corazón, el de la tierra, el de cada persona y el del sol.
Esta entrada fue publicada en Suma Qamaña - Vivir Bien. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.